Las bolsas europeas toman aire después de una semana de incertidumbre

Madrid, 20 ago (EFE).

.

- Las bolsas europeas han rebotado hoy después de una semana bajista marcada por el creciente temor de los inversores a que la expansión de la variante delta del coronavirus frene la recuperación y por la posibilidad de que la Reserva Federal de EEUU (Fed) comience a retirar los estímulos monetarios este año. Los parqués del Viejo Continente, que habían cotizado en rojo durante buena parte de la sesión, se han recuperado en el tramo final tras la apertura alcista de Wall Street.

El Ibex 35, el principal índice de la Bolsa española, ha subido hoy un 0,15 % y ha cerrado en 8,915,3 puntos, por encima de la cota de los 8,900, En el conjunto de la semana, pierde un 0,94 %. En el resto de Europa han predominado las ganancias.

Londres ha subido un 0,41 %; París, un 0,31 %; y Fráncfort un 0,27 %, mientras que Milán ha bajado un mínimo 0,04 %. En el cómputo semanal, París ha perdido un 3,91 %; Milán, un 2,76 %; Londres, un 1,81 %; y Fráncfort, un 1,06 %.

En Asia, Tokio se ha dejado hoy un 0,98 %; Hong Kong, un 1,84 % y Seúl, un 1,2 %. El Nikkei japonés ha cerrado en el nivel más bajo del año.

El índice CSI, que agrupa a los principales valores de las bolsas de Shanghái y Shenzhen, ha retrocedido un 1,91 % En Wall Street, los principales índices (Dow Jones, S P 500 y Nasdaq) han abierto al alza. La semana empezó con la publicación de varios indicadores macroeconómicos -ventas minoristas en China y EEUU, y producción industrial china- que apuntaban a una desaceleración del ritmo de crecimiento, lo que intranquilizó a los inversores.

Estos datos se sumaron a la salida de las tropas estadounidenses de Afganistán, un factor que, según Darío García, analista de XTB, llevó a los inversores hacia activos refugio como el oro o la renta fija. La preocupación de los mercados se disparó el jueves tras la publicación, el día anterior, de las actas de la última reunión de la Fed, celebrada en julio, que sugerían que el banco central estadounidense podría empezar a reducir las compras de activos a finales de año.

Leer más No obstante, los debates recogidos en las actas se produjeron antes de que empezara a crecer el temor a un frenazo en la recuperación, lo que generó incertidumbre entre los inversores. De hecho, la calma ha vuelto hoy a los mercados coincidiendo con unas declaraciones a Foxx Business de Robert Kaplan, presidente de la Reserva Federal de Dallas, firme defensor de una retirada temprana de los estímulos.

Kaplan ha dicho que está atento al impacto de la variante delta del coronavirus y que podría ajustar sus puntos de vista sobre la política monetaria si se ralentiza el crecimiento. Los mercados esperan que el presidente de la Fed, Jerome Powell, proporcione más pistas sobre el calendario de retirada de estímulos en el encuentro de banqueros centrales que se celebrará a partir del jueves en Jackson Hole (Wyoming).

El miedo a la desaceleración de la economía y, por lo tanto, a una caída del consumo de petróleo ha afectado negativamente a los precios del crudo, que suman hoy su séptima sesión consecutiva a la baja. El Brent, el crudo de referencia en Europa, cae un 1,5 %, hasta 65,4 dólares por barril, mientras que el West Texas Intermediate (WTI), referente en EEUU, lo hace un 1,7 %, hasta 62,4 dólares.

Se trata de los precios más bajos desde mayo. Según Ben Laidler, estratega de mercados globales de la plataforma de inversión eToro, la debilidad del precio del crudo "se ha visto impulsada tanto por unas perspectivas de menor demanda como por una mayor oferta".

La variante delta de la covid-19 ha afectado sobre todo a Asia, región que representa el 37 % del consumo mundial de petróleo. A este factor se suma, según Laidler, la decisión de la OPEP+ (que agrupa a los miembros de la OPEP y a otras potencias petroleras) de eliminar paulatinamente los recortes de producción.

(c) Agencia EFE nbsp.