Fernández justifica cambios en impuestos agrarios como medida "imperiosa"

Buenos Aires, 15 dic (EFE).

.

- El presidente de Argentina, Alberto Fernández, justificó este domingo los cambios a los impuestos a la exportación de productos agropecuarios decretados este sábado, los que calificó como una "medida imperiosa" ante la situación fiscal que atraviesa el país. "Estoy tomando una decisión absolutamente imperiosa por la situación fiscal en la que vivimos", dijo Fernández en declaraciones a radio Mitre, de Buenos Aires.

Fernández, quien asumió la Presidencia el pasado martes con una economía en recesión desde abril de 2018, decretó este sábado cambios en los derechos de exportación de productos agropecuarios. La medida fue mal recibida por las patronales rurales del país, que entienden que los cambios implican un fuerte aumento impositivo que afectará su rentabilidad.

Fernández aseguró que la modificación decretada no es un aumento de los derechos de exportación sino una actualización, dado que cuando el anterior Gobierno fijó el impuesto -denominado retenciones en Argentina-, el dólar cotizaba a 36 pesos por unidad y ahora es de 63 pesos. "Toda la Argentina se indexó, por decirlo brutalmente, por la caída de la moneda.

Salvo las retenciones. Lo único que se hizo fue actualizar las retenciones que ya existían", dijo.

El mandatario pidió a las entidades rurales, que en 2008 protagonizaron un severo conflicto con el entonces Gobierno de Cristina Fernández por las retenciones, que "no se inquieten" y dijo que en la actual situación que vive el país todos los sectores deben hacer un "esfuerzo". Fernández también justificó su decisión del pasado viernes de imponer por 180 días el pago doble de indemnización en casos de despido, una medida que, alegó, "pretende fijar un punto de arranque en la discusión" que se iniciará en los próximos días entre sindicatos y patronales de todos los sectores.

"Pido que no despidan, pero a su vez le doy ventajas para que la empresa crezca", aseguró Fernández, quien prometió que "las pymes y todo el sistema productivo van a ser altamente favorecidos" con las medidas que planea impulsar el nuevo Ejecutivo. Por su parte, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, dijo en diversas entrevistas publicadas este domingo en periódicos locales que la nueva Administración está adoptando "medidas excepcionales porque la situación es excepcional".

Con respecto a la negociación de la deuda que Argentina quiere entablar con acreedores privados y el Fondo Monetario Internacional, Cafiero reiteró que el país tiene "voluntad" de pagar, pero no tiene "capacidad" para hacerlo. "Nosotros tenemos voluntad de pagar, lo que no tenemos es la capacidad de pagar.

Necesitamos tiempo para hacer crecer la economía y poder pagar la deuda. Si conseguimos ese tiempo para pagar la deuda, no tenemos duda de que la Argentina rápidamente se va a poner en marcha", dijo el jefe de Gabinete al diario Clarín.

En tanto, adelantó que el proyecto de ley de "solidaridad y reactivación productiva", que el Ejecutivo girará en breve al Congreso, incluirá cuestiones diversas, como declarar la emergencia sanitaria, prorrogar la emergencia social y alimentaria y cambios en materia impositiva. .