El 58 % de los empleados hondureños trabaja de manera informal, según el BM

Tegucigalpa, 17 feb (EFE).

.

- El 58 % de los empleados de Honduras trabaja de manera informal, según un informe del Banco Mundial (BM) publicado este lunes, que señala además que uno de los principales retos del país es generar más y mejores empleos para combatir la informalidad. En su estudio, el BM señala que las mayores tasas de informalidad se encuentran en los sectores de servicios (28 %), agricultura (19 %) e industria (11 %), entre otros.

"Un alto porcentaje de empleos informales y la baja participación de las mujeres caracterizan al mercado laboral en Honduras", señala el estudio "Diagnóstico del Trabajo" presentado hoy en Tegucigalpa por el gerente del Grupo de Trabajo del BM y coautor del documento, Ian Walker. Mejorar la competitividad y el clima de negocios son los principales desafíos del país centroamericano para promover inversiones que contribuyan a generar "más empleos de calidad" para los jóvenes, destaca el documento.

El estudio del BM enfatiza que la mayoría de los empleados en Honduras "trabajan en ocupaciones asociadas con una baja productividad y bajos ingresos laborales" y una cuarta parte están en actividades "elementales", como vendedores ambulantes, ayudantes domésticos y recolectores de basura, entre otras. "Existe una brecha grande y persistente en cuanto a los ingresos entre los empleos asalariados informales y los empleos asalariados formales", señala el documento.

BUROCRACIA Y VIOLENCIA, INCENTIVAN LA INFORMALIDAD Walker dijo a Efe que la burocracia y algunas medidas labores aumentan el costo del contratar mano de obra formal e incentivan la informalidad. "Para pasar a ser una empresa formal hay una masa de normas burocrática que deben cumplir y conlleva costos en tiempo, dinero, como empresario, y entonces mejor dices: mejor me quedo chiquito para no tener que enfrentar esto", explicó.

Destacó que la corrupción y la violencia, flagelos que le han hecho mucho daño al país, también promueven el trabajo informal, aunque reconoció que la criminalidad en Honduras "se ha reducido" en los últimos años. Para generar más y mejores empleos es necesario, añadió Walker, apoyar a las empresas que pueden emplear más personas de "forma sostenible" y evitar programas que requieran subsidios continuos, ya que Honduras no cuenta con los recursos fiscales.

Además, mejorar la calidad educativa y sistemas de formación laboral, apoyar la inserción laboral de adolescentes, ofrecer cuidado infantil, aumentar la eficiencia y seguridad en el transporte público, mantener el marco macroeconómico e impulsar reformas que permitan mejorar el clima de negocios y la competitividad para incentivar la inversión privada. EMPLEADOS INACTIVOS El 38 % de la población hondureña en edad de trabajar (5,3 millones de personas) es "económicamente inactiva", indica el estudio del BM, que señala además la importancia de aumentar la participación laboral de la mujer, pues solo el 47 % de las hondureñas tienen un empleo.

"Las tendencias demográficas y educativas de Honduras están mejorando, pero el potencial para mejorar los resultados del mercado laboral se está socavando por la inactividad económica, especialmente entre las mujeres", agrega el documento. El 88 % de las personas que no estudian ni trabajan (ninis) son mujeres, población que afronta barreras para acceder a un empleo digno, como prácticas discriminatorios y riesgos a sufrir violencia.

Para Walker, la formalización pasa por "alinear" los incentivos fiscales, que al año suman unos 1.500 millones de dólares y apoyar activamente la expansión de empresas que creen mejores trabajos para los jóvenes de bajos ingresos FALTAN EMPLEADOS CALIFICADOS Walker indicó en el estudio que hay "una escasez" de empleados "más calificados" en el mercado laboral de Honduras, pero hay "una gran cantidad de trabajadores de nivel medio en cuanto a capacidades".

La fata de suficientes "buenos trabajos" para personas con un mayor nivel educativo en Honduras podría "socavar la demanda de educación" de los hogares" y limitaría el potencial de crecimiento de los futuros empleados, añade. El BM instó a las autoridades de Honduras a reformar el sistema de educación y formación técnica y profesional para fortalecer su efectividad y ayudar a que los jóvenes puedan obtener "mejores empleos".

Además, ajustar las normas laborales que incentiven el empleo formal privado en Honduras, donde su sistema de protección social "sigue caótico y con baja cobertura" del Instituto Hondureño de Seguridad Social para prensiones. (c) Agencia EFE .