Bolsonaro defiende ayuda a los pobres cuando el temor por las finanzas públicas golpea a los mercados

Por Lisandra Paraguassu y Jamie McGeever BRASILIA, 29 sep (Reuters) - El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, acudió a las redes sociales el martes para responder a las acusaciones de que su gobierno está usando trucos de contabilidad para financiar un nuevo programa de ingresos mínimos sin romper un límite de gastos, su norma fiscal más importante.

.

La ofensiva de Bolsonaro llega cuando los mercados brasileños están bajo presión por segundo día debido al temor a que una segunda ola de gasto fiscal demuestre que no está dispuesto a decisiones difíciles para frenar los récord de déficit y deuda, además de devolver la salud a las finanzas públicas. La responsabilidad fiscal y el tope de gastos son los "rieles de la economía", escribió Bolsonaro, quien, según los críticos, está impulsando el plan de ayuda y la controvertida forma en que se financia pesando en las elecciones presidenciales de 2022.

"Los responsables de la destrucción de millones de puestos de trabajo están ahora en silencio. Mi gobierno trata de anticiparse a los graves problemas sociales que pueden surgir en 2021 si no se hace nada para satisfacer las necesidades de todas estas personas que lo han perdido todo o casi todo", escribió en sus sitios de redes sociales.

Junto con los líderes del gobierno en el Congreso y el ministro de Economía Paulo Guedes, Bolsonaro anunció el lunes un nuevo programa de transferencia de bienestar para los pobres llamado "Renta Ciudadana", una extensión y expansión del actual programa de transferencia de dinero "Bolsa Família". El pago de la renta ciudadana implicará una maniobra contable que permitirá al gobierno aprovechar 55.

000 millones de reales (9.700 millones de dólares) del presupuesto destinado a futuros pagos de deudas ordenadas por la corte a empresas e individuos y efectivo reservado para la educación.

Los mercados brasileños se frustraron. Las acciones y la moneda cayeron, mientras que los futuros de las tasas de interés subieron el lunes, ya que los inversores consideraron que el gobierno recurría a un truco contable para no romper el techo de gasto por motivos políticos y populistas.

En las primeras horas del martes, el real y las acciones seguían bajando y los costos de los préstamos de largo plazo eran más altos. (Reporte de Lisandra Paraguassu y Jamie McGeever, Editado en español por Javier López de Lérida) .