Argentina ofrece lección a Irán en candidatura para dirigir OIEA

(Bloomberg) -- El diplomático argentino Rafael Grossi plantea que los inspectores que supervisan el acuerdo nuclear con Irán podrían beneficiarse de una mayor apertura y sugirió que el programa nuclear de su país ofrece una lección para los líderes iraníes.

.

Como candidato principal para encabezar el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Grossi enfrenta la posibilidad de caminar por la cuerda floja entre supervisar crisis como la de Irán y dirigir la agencia, nominalmente técnica, en su tránsito por la geopolítica. De ser elegido por los países miembros, es probable que enfrente presión de Estados Unidos e Israel para abrir una nueva investigación basada en documentos y material nuclear presuntamente descubierto en un almacén de Teherán.

El presidente de EEUU, Donald Trump, acusó el mes pasado a Irán de enriquecer uranio "en secreto", algo que inspectores internacionales no han informado. "La incertidumbre surge del silencio", comentó Grossi en una entrevista, explicando su opinión de que los inspectores del OIEA deberían comunicarse con mayor claridad.

Prometió un monitoreo "firme pero justo" y un "diálogo constante" con los gobiernos miembros. La entidad está en transición tras la muerte en julio de su director general, Yukiya Amano, solo semanas después de que inspectores afirmaran que Irán superó los límites de uranio enriquecido establecidos en un acuerdo de 2015, Gobiernos europeos, Rusia y China intentan salvar el pacto luego de que Trump retirara a EEUU en 2018, El próximo director se adentrará en algunos de los terrenos más espinosos en las relaciones diplomáticas mundiales.

El OIEA ganó un Premio Nobel de la Paz por desacreditar la falsa inteligencia que condujo a la guerra de 2003 en Irak. Más tarde, se vio envuelto en disputas en Siria y Corea del Norte, así como en la preocupación internacional por la seguridad nuclear tras el colapso del reactor de Fukushima en Japón en 2011, Por su parte, Argentina ha pasado décadas construyendo una industria nuclear pese a que ciclos de auge y caída han remecido su economía, provocando un rescate récord de US$56,000 millones del Fondo Monetario Internacional.

Eso ha incluido suministrar combustible nuclear al reactor de investigación de Irán y capacitar científicos iraníes en lo que Grossi denominó una relación estrecha pero compleja. "Cumplir con las reglas ha permitido el desarrollo de nuestra industria", declaró Grossi.

"Hemos demostrado que se puedes una nación de tamaño medio con energía nuclear y rentabilidad en investigación tecnológica". Grossi, embajador de Argentina en el OIEA, fue mano derecha de Amano en el apogeo de la investigación sobre Irán y viajó a Teherán como parte de una comitiva que publicó un informe en noviembre de 2011 que detalló actividades nucleares y militares pasadas de la nación del golfo Pérsico.

Su candidatura obtuvo el respaldo de Brasil, aliado latinoamericano y miembro de la junta de gobernadores de la agencia. Se espera que el nuevo director general sea dado a conocer en octubre.

Asimismo, se anticipa que otros contendientes, incluido probablemente el director interino Cornel Feruta, se unan a la carrera a principios de septiembre. Efecto Malvinas La relación nuclear de Argentina con Irán es una historia ligada a las corrientes geopolíticas.

El programa nuclear de Argentina languideció por la falta de fondos en las dictaduras militares de los años setenta y ochenta. Cuando la junta cayó y el gobierno democrático asumió el poder luego de la derrota argentina en la Guerra de las Malvinas, sus científicos se centraron en desarrollar experiencia en reactores de investigación y combustible, en lugar de incursionar de inmediato en el enriquecimiento de uranio a escala industrial.

Entre los clientes de la empresa estatal INVAP también figuran Australia, India, Países Bajos y Arabia Saudita. El conglomerado con sede en Bariloche ha utilizado su posición como fabricante de reactores de investigación y tecnología nuclear para expandirse en los sectores aeroespacial y de defensa.

Sus 1,400 empleados generaron pedidos por un valor de US$918 millones, según el más reciente informe anual. La decisión argentina de entregar su programa nuclear a profesionales de su Comisión Nacional de Energía Atómica ayudó a aislarlo de "su política a menudo turbulenta", explicó por correo electrónico Jacques Hymans, profesor de la Universidad del Sur de California.

"El programa nuclear de Argentina se convirtió no solo en un éxito nacional, sino también internacional", indicó Hymans. Nota Original:Iran Offered Lesson by Argentine Bid to Head Nuclear Agency Reportero en la nota original: Jonathan Tirone en Viena, jtirone@bloomberg.

net Editores responsables de la nota original: Reed Landberg, landberg@bloomberg.net, Tony Czuczka, Raymond Colitt For more articles like this, please visit us at bloombergdot com ©2019 Bloomberg L-P.

.